5 cosas que te generan estrés

5 cosas que te generan estrés sin darte cuenta

5 cosas que te generan estrés sin darte cuenta

1 Malos hábitos

Desde la manera en la que te sientas, hasta la hora a la que te vas a dormir. Todos tus hábitos están relacionados con la manera en la que te sientes.

A veces simplemente tenemos muchas cosas en la cabeza para preocuparnos por esa clase de cosas.

Sin embargo, pasar horas sentado sin descanso, estar encorvado, no tomar suficiente agua o desvelarse todos los días tiene sus consecuencias.

Nuestro cuerpo comienza a acumular estrés sin siquiera darnos cuenta.

¿Alguna vez te diste cuenta que te dolía mucho la cabeza o la espalda?

5 cosas que te generan estrés

Quizás en su momento no pareció importante, pero acumular estrés en tu cuerpo va teniendo consecuencias que sólo empeoran con el paso del tiempo.

Haz el ejercicio de repasar mentalmente qué hábitos te generan estrés o malestar. Darse cuenta es el primer paso para cambiar tus hábitos y reemplazarlos por unos mejores.

2 Relaciones interpersonales

Estrés

Somos seres sociables por naturaleza. Lo que significa que necesitamos a otras personas en un sin fin de situaciones. Sin embargo, esto no siempre es algo agradable.

Ya sea con tu familia, pareja o en tu trabajo siempre llega a haber problemas o malentendidos, es algo normal. El problema es cuando esos problemas se quedan sin resolver. Es ahí cuando entra el estrés.

En ocasiones creemos que ya superamos algo, o que simplemente no nos afecta. No obstante, nuestro cuerpo no siempre está de acuerdo. 

La tensión comienza a afectar nuestra espalda, hombros cuello y otras partes del cuerpo. Al inicio quizás no pase de ser una pequeña molestia, pero con el paso del tiempo puede agravarse más y más.

Por esta razón es importante cuidar nuestras relaciones con otras personas, terminar con aquellas que puedan hacernos más daño que provecho y dejar ir las situaciones que salgan de nuestro control.

3 No descansar lo suficiente

Mujer con poca batería

En el primer punto hablamos de los hábitos, sin embargo puede ser que algunos dependan menos de nosotros que otros.

Es posible que al regresar del trabajo quisieras llegar a dormir. Desafortunadamente no suele ser así en muchos de los casos. A veces simplemente hay muchos pendientes y cosas que hacer antes de poder retirarnos a descansar.

Algunas personas llegan a acumular estrés por todas las cosas que hay que hacer al día siguiente. Esto puede provocar que al caer la noche no puedan conciliar el sueño fácilmente. 

Otros simplemente no le dan mucha importancia al tiempo de sueño y creen que con dormir 6 horas o incluso menos basta.

Sin embargo, esto puede ser un error. Un descanso provechoso puede ayudarte a recuperar tus energías e incluso a aclarar tus ideas. ¿Alguna vez oíste la expresión «déjame consultarlo con la almohada»? Puede que sea más acertada de lo que creías.

Si te cuesta dormir por las noches puedes probar con meditaciones, ejercicios de respiración o alguna otra técnica que te ayude.  Recuerda que una buena noche de sueño puede hacer una gran diferencia.

4 Procastinar

Es muy común que haya cosas que no nos gusta hacer, ya sea en el trabajo o en cualquier otro ámbito de nuestra vida.

Ya sea que éstas nos den flojera, nos resulten una lata o que sólo nos digamos a nosotros mismos que no son tan urgentes.

 Creemos que las estamos dejando para después, pero en realidad estas tareas aplazadas ocupan un espacio en nuestra mente y no nos dejarán en paz mientras no las realicemos.

De igual modo muchas veces optamos por no hacerlas.redtr

No obstante entre más tiempo transcurre las tareas siguen acumulándose al igual que el estrés.

La postergación de lo que tenemos que hacer pareciera que nos da un bienestar inmediato, el poder descansar. Pero, lejos de hacernos descansar nos genera estrés y fatiga.

La solución es tan simple como comenzar a completar tareas. puedes empezar por lo más sencillo o quizás por lo más difícil para quitarlo del camino.

El punto es empezar de una vez.

Reloj desvaneciendose

5 Cosas que no dependen de ti

El problema no son las cosas que no dependen de ti como tal. El problema es cuando pones tus esfuerzos en cambiarlas.

Imagina, como en la imagen de arriba, que intentas mover una piedra inmensa. ¿Ya lo imaginaste? Seguramente te lastimarías las manos, terminarías agotado y sin conseguir nada.

No es que sea imposible mover la piedra, es que no depende de ti. A veces en la vida estamos sujetos a la decisión de alguien más, a una circunstancia imprevista o que simplemente no nos compete cambiar.

Sin embargo, no significa que haya que rendirse o resignarse. A veces simplemente tenemos que soltar y poner nuestros esfuerzos en aquello que sí podemos cambiar.

Un evento natural como un terremoto, una enfermedad o alguna cosa que sale de nuestro control.

Prevenir eventos así no es posible, lo que sí es posible es decidir cómo afrontamos estas realidades.

Dejando ir lo que sale de tus manos te librará de una carga en tu cuerpo que puede estar provocando estrés y dolor.

Toma un masaje

Cambiar los hábitos del día a día te ayudará mucho a bajar tus niveles de estrés, sin embargo, a veces es necesaria un poco más de ayuda.

Tomar un masaje te ayudará a darte cuenta del estrés que tu cuerpo tiene acumulado, además servirá como parámetro para saber cómo debes sentirte al estar relajado. A veces nos acostumbramos al dolor y creemos que es algo normal que es parte de nuestra vida.

¡Un masaje te ayudará a sentirte mejor y acostumbrarte a sentirte bien!

A continuación encontrarás los tipos de masajes con los que contamos explicados a detalle. Siéntete libre de compartir este artículo con tus conocidos.

Tipos de

Masajes

De presión suave a media.

Son Ideales para desconectarte del día a día y reconectar contigo mismo.

De presión media a fuerte

Si sufres de contracturas por deporte o por estrés continuo, estos masajes son para ti.

Ideales para ti si te estás preparando para un momento especial, ya sea el día de tu boda o recibir a tu bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba